orgasmo mujer

Increíble experiencia sexual. Parte 1


Yo conocí a mi novia hace varios años a la fecha en un pub de la ciudad bien concurrido. Esa noche llevaba varias cervezas encima y ya estaba bastante deshinibido cuando comenzamos a bailar.

Les cuento que mi novia es de 1.60 de altura, unos senos medianamente grandes y blancos como el resto de su piel, su trasero es bien respingado y su cintura hace que sus caderas se acentuen mucho mas. De los muslos poco que decir mas que estan bien trabajados por las rutinas de gimnasio al que asiste tres veces por semana.

Se me olvido decirles que está bordeando los treinta años pero ni se le notan.

Fue en esa oportunidad en que nos conocimos y llevamos juntos hasta el dia de hoy. Desde el principio el sexo fue esplendido. mi novia no se cortaba con nada, y cada que vez que haciamos el amor nos aventurabamos un poco más alla.

Recuerden que nos veniamos recien conociendo. En una de esas sesiones, mi novia comenzó a bajar lentamente, con claras intenciones de saborear de primera mano mi miembro, asi que la deje hacer. Para que decir que lo hacia como una experta.

Me sorprendió lo bien que se manejaba en esos menesteres, por lo que me puse a fantasear como debió chuparselos a sus ex parejas y aprender de tal forma como se hace sexo oral, a tal punto de calentarme tanto con esas imagen que comencé a llegar poco a poco al orgasmo.

Recuerdo que antes de llegar al climax y con la calentura que llevaba, sentía como en cada succión comenzaba a soltar pequeños chorros de liquido preseminal, los que ella tragó sin decirme nada aunque era evidente que los sentia salir ya que a cada tanto se paraba para tragar su saliva mesclada con mis jugos.

Fue asi que sin decirle nada, y mientras me chupaba fuertemente la verga y con una mano me agarraba la base del mismo para pajearme lentamente, me corri en un orgasmo espectacular, descargando toda mi leche al interior de su boca, en unos chorros que sabia estaban bien espesos por la calentura que tenía en ese momento.

Sin embargo, ella en ningun momento apartó su boca desde la punta de mi verga. Si bien dejo de succionar, mantuvo sus labios pegados a la punta de mi miembro impidiendo que se le escapase la mas minima gota de mi espesa escencia.





Cuando ya no me salía una gota mas producto de la corrida, separo su labios de mi glande y con ambas manos tomo mi miembro firmemente desde la base, y lentamente comenzó a subirlas hasta llegar hasta la cabeza, momento en que por la punta asomo un poco mas de semen que lentamente comenzó a escurrir por uno de los lados.

En ese momento, y antes de que siguiera cayendo, habilmente alcanzó el chorrito de blanca esperma y sorbeteo el mismo siguendo la estela que habia dejado hasta que llegó nuevamente hasta su origen.

Esto lo repitió una vez más hasta asegurarse que no quedaba nada de nada saliendo de mi verga.

Antes de soltarla por completo, me di cuenta que con el semen que mantenía en su boca, hizo un gesto que me pareció como si se estubiera enjuagando los dientes, para luego, tragarse todo el nectar de dos grandes sorbos.

En ese momento cai en la cuenta que no estaba ni cerca de ser el primero a quien mi novia comia el chuño directamente de donde borbota.

No le dije nada y ella, tal vez para disimular lo guarra que podia aparentar dado que hace poco que nos conociamos, se dirigio al baño y momentos más tarde regreso, diciendome que habia ido a escupir mi leche porque habia sido demasiado lo que descargue, sin embargo, sabía que más alla de tragarsela por completo, se habia enjuagado la boca con la misma, saboreandola por completo, tal vez para mantener el sabor de mi semen por mas tiempo en sus labios.

Cuando la relacion ya estaba mas afianzada, comence a presentarla en mi circulo de amigos, percatandome que más de uno la miraba con deseo, pero no le di mucha importancia puesto que no soy inseguro , es más, me gusta tener una buena hembra como mujer a mi lado.

Debo reconocer que no soy celoso en este sentido y digamos las cosas como son, eran varios los que le querian echar mano encima y no solo mano, no se si me explico. Ella por su parte, solo se dejaba admirar.

En una ocasion asistimos a una fiesta de cumpleaños de uno de ellos, a la que llegamos bien temprano, casi de los primeros de todos lo invitados, asi que comenzamos a beber enseguida.

A medida que iban llegando los demas comensales, yo notaba como mi novia se iba colocando cada vez más alegre y yo por mi parte no me quedaba atras, riendo ella cada bromas que hacian mis amigos y tambien con las mias, por supuesto.

Debo comentarles ademas, que esa noche mi novia estaba estupenda como siempre, con una faldita que dejaban ver más piernas de la que ocultaban, una medias que quedaban sobre las rodillas dejando ver sus bien gruesos muslos.

Una blusa blanca ceñida que a la altura de los senos, cuyos botones amenazaban con salir disparados, dejando al aire su sosten tambien blanco pero que se lograba ver perfectamente producto de lo delgado de la prenda que la antecedia. sus labios, si ya eran rojos naturalmente, con el rush que se habia puesto ese dia, los acentuaban un poco mas si ello podia caber.

Para que decir que mis amigos y los demas hombres que en ese momento estaban en la fiesta, la observaban reservadamente o con escuetas miradas de reojo, sobre todo los que estaban con sus parejas.





Entre conversaciones y anecdotas con mis amigos, no me di cuenta que mi novia la habia perdido desde ya hace varios minutos, pero no le di mucha importancia, suponiendo que habria ido al baño o conversando por ahi.

El tema es que pasado 15 minutos aun no volvia, por lo que comencé a buscarla por la casa, primero en la cocina y luego en el patio.

Cuando me diponía a subir al segundo piso para golpear en el baño de arriba, apareció bajando las escaleras como si nada, sin embargo, noté que su blusa estaba un botón mas abajo desabrochada, asimismo, su cara estaba un poco mas roja de lo habitual, casi transpirando.

Cuando le pregunté donde habia estado, me indicó que en el baño del segundo piso haciendo sus necesidades, volviendo a la sala de estar donde estaban varios de mis compañeros con sus parejas…

 

Continuará…


Compartir