orgasmo mujer

Increíble experiencia sexual. Parte 2


leer increíble experiencia sexual parte 1

Cuando me diponía a subir al segundo piso para golpear en el baño de arriba, apareció bajando las escaleras como si nada, sin embargo, noté que su blusa estaba un botón mas abajo desabrochada, asimismo, su cara estaba un poco mas roja de lo habitual, casi transpirando.

Cuando le pregunté donde habia estado, me indicó que en el baño del segundo piso haciendo sus necesidades, volviendo a la sala de estar donde estaban varios de mis compañeros con sus parejas..

Antes de llegar a la sala de estar, volvi mi vista a la escalera solo por intuición, percatandome que en ese momento iba bajando un conocido mio, que es famoso por ligar con chicas sin importarle si estaban de novia o no, lo que me causó cierta extrañeza dado que la fiesta se estaba dando en el primer piso, pero antes de que pudiera pensar nada, mi novia me dio un tirón para que me apurara a entrar a la sala de estar.

La fiesta continuó tal cual, todos animados y con ganas de pasarlo bien, hasta a mi se me subieron los tragos a la cabeza pero siempre controlandome.

Se formaron varios grupos y mi novia se fue a conversar en un grupo de mujeres en la sala contigua, quedandome yo con mis amigos solos, comentando y hablando de las mujeres que habian en el lugar y quien se habia comido a quien en ocasiones anteriores.

Vamos, lo que hablamos los hombres cuando estamos en grupo.

Antes de irse, mi novia me dejo servido un trago gigante, en un vaso casi de medio litro, el que me demoré un monton en terminar. Cuando lo acabé, fui a buscar otro a la cocina.

Al pasar por el grupo de las mujeres, noté que mi novia no estaba en el lugar, suponiendo que, o estaba en el patio o estaba en la cocina.

Al llegar a la cocina no vi rastros de ella, y al asomarme al grupo que estaba en el patio tampoco la vi, sin embargo, cuando el grupo que estaba en el patio me vio, me llamaron todos enseguida, toreandome para que vaya a compartir con ellos, entre ellos, estaba Iván, el mismo a quien habia visto bajar de las escaleras momentos despues de mi novia momentos antes.

En fin, a la jornada se distendió como ocurre en los cumpleaños de amigos, cuando uno de mis amigos me abraza por el cuello y me comenta ¿a que no sabes quien esta en la fiesta?

Intrigado, le pregunte de que me estaba hablando, respondiendome que habia visto al ex novio de mi pareja, quien habia llegado junto a su nueva novia, agregando que si bien estaba acompañado, no dejaba de ver a mi novia cada vez que podía.

Quedé atonito, hace más de media hora que no entraba nadie en la casa y mi novia no me había comentado nada, por ende, su ex novio llevaba bastante rato en el cumpleaños.

Le pregunté quien era y me indicó disimuladamente quien era apuntando con la barbilla, me giré y lo vi. Hicimos un leve contacto visual de pura casualidad, ambos lo notamos.

Resultó que la pareja de él fue una ex novia mia. Que chico es el mundo y que chica es esta ciudad.

Ella estaba de espaldas y conversaban en un grupo al que yo y mi pareja aun no habiamos estado, por ende, era obvio que no nos hubiesemos topado.

En eso estaba cuando me tomaron de un brazo y, girandome bruscamente, me vi en medio de un profundo beso que casi me cortó la respiración. Era mi novia que me estaba buscando hace rato.

Se notaba que las copas se le habian subido a la cabeza, pero no mucho, solo lo suficiente para estar mas alegre y deshinibida. Me abrazó por sobre el hombro y noté que no se despegaba de mi.

Cuando me soltó, algo cambió en ella. Estaba un poco mas seria.

Seguramente, al abrazarme por sobre el hombro, vio a su ex que estaba a mis espaldas. Eso la descolocó un momento, pero medio segundo despues volvió a ser la de antes.

Me tomó de la mano y me llevó hasta la cocina para que tomasemos un poco más.

Estuvimos conversando cosas sin sentido hasta que me dijo que la acompañe al baño del segundo piso, sin embargo, uno de mis amigos que estaba conversando con nosotros, nos dijo que no tenía sentido que subieramos, puesto que hace muy poco, habia visto subir a una pareja al baño y que lo mas seguro es que estaría ocupado, lo anterior, ya que solo habia un solo baño arriba.

Yo no vi nada dado que la escalera en cuestion estaba a mis espaldas. Tal fue la insistencia de mi novia que me dijo que esperaria fuera del baño si era necesario, pero que la acompañase de todas formas. Asi, tomó mi mano fuertemente y me dirigió escalera arriba.

Cuando llegamos a la puerta del baño ella tocó suavemente, sin embargo, estaba vacio. Noté que frunció el entresejo y abrió la puerta sin más.

No habia nadie. Me dijo que esperara afuera un rato y, en 15 segundos salió nuevamente.

El punto es que no se dirigió a la escalera sino al final del pasillo del segundo piso, donde unicamente habian habitaciones vacias.

Al llegar al final, el pasillo terminaba en una especie de L hacia la izquierda, en donde se imponía una puerta escondida del resto del corredor.

Ibamos en puntillas en ese momento, ya que mi novia me dijo que no hicieramos ruido alguno, suponiendo que queria sorprenderme con algo, ya que como estaba vestida, de solo verla me daban ganas de cogerla violentamente.

La puerta que estaba al final del oscuro pasillo estaba entreabierta, y varios metros antes de llegar a ella se escuchaban jadeos y suspiros propios de una pareja.

Oscuro como estaba y siempre juntos mi novia y yo, nos asomamos sigilosamente a la orilla de la puerta que daba a una amplia habitacion con una cama de dos plazas en medio.

Grande fue mi sorpresa cuando vi a mi ex novia besando profundamente al ex novio de la mia, junto al pie de la cama, cuyas siluetas se dejaban ver por la palida luz de la luna que se filtraba por las dos grandes ventanas de aquella habitacion.

Me quede helado puesto que recordé que esos mismo labios fueron una vez mios, creo que mi novia pensó lo mismo pero no dijo nada… los mismos labios que alguna vez recorrieron con fuerza y pasion nuestras intimidades.

Le quise decir a mi novia que nos fueramos pero me fue imposible, queria ver hasta donde llegaban ellos dos y, no quiero negarlo, yo tambien queria ver hasta donde podia llegar esto.

Estabamos ambos tomados de la mano mirando por la apertura de la puerta hacia el interior de la palidamente iluminada habitacion y, nosotros, ocultados por las sombras, era imposible que nos viesemos desde ese lugar.

En mitad del beso, vi como la mano de él se metía dificultosamente por el pantalon de mi ex, quien sopesando la situacion, soltó el boton de aquel apretado jeans, dejando maypr libertad a las manos del ex novio de mi novia. se notaba que estaba disfrutando de lo mejor.

Continuando con los menesteres, él bajo lentamente su cierre sin dejar de besarla, dejando ver su calzon de encajes rojo, el mismo que muchas le quité, sobandolo suavemente por encima, en exquisitos circulos sobre si clitoris.

Ella dejó caer su cabeza hacia atras dejandose querer. el por su parte, comenzo a sobar mas rapido y fuerte. cuando ella puso un pie sobre la cama para dejar mas libre su entrepierna, era evidente que estaba disfrutando de la paja que él le propinaba.

Lentamente dejó caer el pantalon para que Luis pudiese acariciarla mas fuerte. si esque podia llamarse a esa violenta y desenfrenado frote una caricia. para dejar luego caer ese calzon con encajes rojo hata los tobillos.

Comenzó a meterle suavemente un dedo entre su dilatada y humeda entrepierna, ella por su parte, se dejó hacer encorvando su espalda hacia atras, la que rapidamente él sujeto con uno de sus brazos para evitar que caiga producto del extasis.

Primero fue un dedo, luego dos y cuando iba en el tercero ella le sujetó la muñeca para que fuera mas despacio. aunque disfrutaba, estaba un poco incomoda con tres gruesos dedos entrando y saliendo ritmicamente.

Mi novia no movia un musculo y yo, inconcientemente, comence a rozar levemente su trasero con una de mis manos. no se por que pero me comenzó a dar un morbo y una calentura que no pude aguantar. De reojo note como mi novia se mordia suavemente el labio inferior y puso una de sus manos en su entrepierna, presionando, sobre su pantalón, flexionó sus piernas muy suavemente y sus rodillas se frotaron un par de veces.

Luis por su parte, ya le habia bajado el calzon a mi ex hasta las rodillas, mientras que con la otra mano soltaba el boton de su pantalon, dejando que asomara una parte de la cabeza de su miembro que en ese momento ya estaba durisimo, escapando por la parte superior del boxer negro que llevaba. Se notaba inchadisimo, y con la luz entrando por la ventana, se reflejaba en su glande como un espejo, dejando ver una pequeña gota de semen saliendo timidamente de la punta de su verga, la que momentos despues discurrió hacia un lado, untando y dejando un surco sobre lo que asomaba de su miembro.

Como su verga rozaba el estomago de mi ex, ella notó aquel liquido saliendo y, con la punta de uno de sus dedos, tomo el chorrito que escurria de Luis y untó el su dedo. Seguidamente, y mostrandole a Luis su pequeña recompensa, se lo llevó a la boca chupeteando sonoramente rapidamente el dedo de su labios, luego, sacando un poco la lengua, le mostró como aquel nectar se mesclaba con su saliva , la que tragó sin más.

Noté que mi ex ya no aguantaba más aquel masaje en su interior, y dejandose el calzon bajo las rodillas y sus pantalones en los tobillos, se puso sobre la cama afirmandose sobre sus piernas y su pecho, dejando su trasero en pompa para que Luis hiciera lo suyo.

Él por su parte, bajo su boxer rapidamente, liberando su miembro de la presion que provocaba su ropa interior. Se lo dejo sobre sus marcados muslos que se notaban trabajados a conciencia en algun gimnasio de la ciudad. Tomando de la base con una de sus manos su propio pene, se masturbó un par de veces contemplando las entradas que antes sus ojos se exhibía, como pensando cual orificio ocupar. supongo que la calentura tambien lo invadia, por que en una de las arremangadas que le dio a su aparato, cay{o un hilo de baba seminal que fue a parar directamente al piso.

Mi novia miraba expectante aquel espectaculo atonita, yo por mi parte, ya le tenia el pantalon casi en sus muslos. corriendo lentamente el colales que llevaba puesto, deje expuestos sus hinchados labios. estaba mojadisima. seguro disfrutaba como yo la complicidad de aquello. su trasero era una delicia que siempre que ibamos por la calle, dejaba atonitos a los que reparaban en ello. es mas, cuando haciamos el amor, debia separarles con ambas manos esas nalgas para llegar a lo mas profundo de su ser, lo que me agradecia y disfrutaba como ninguna.

Luis se posicionó detras de ella y tomando su miembro con una de sus manos, lo situó justo en la entrada de la vagina de mi ex, frotandolo entre su ano y humeda intimidad, dando pequeños piquetes en cada orificio a los que ella respondia con un leve gemido.
Luego, cuando ya se decidio por cual agujero dejar entrar su miembro, lo retiro lentamente, lo que provocoó que un hilo de sus jugos se extendiera entre mi ex y él, brillando debilmente entre ambos.

Yo hacia lo mismo entre las sombras que nos cubria en el pasillo con mi novia, quien cada vez que apuntaba la cabeza de mi verga en su intimidad, retrocedia intentando que se hundiera un poco más, negandole tal gozo para prolongar ese exquisito calor que me provocaba. esta demas decir que de lo caliente que me sentía, lo mas probable era que acabara de un par de movimientos de ella.

Luis, haciendo gala de su bruta experticia, se posicionó en la entrada de su vagina, muy suavemente, introduciendo unicamente unos pocos centimetros de su miembro,, los que ella recibio gustosa, sin embargo, cuando ya se dio cuenta de que no habia forma de errar, la embistió ruda, rapida y fuertemente, afirmandose en las delgadas caderas de ella, penetrandola como un animal, provocando una mueca de dolor en su rostro producto de lo salvaje de aquella metida.

la mueca de dolor dio paso a unos ojos en blanco que daban a entender que no entendia lo que pasaba, luego una leve sonrisa se dibujo en su boca y se dejo poseer apoyando su cabeza y su pecho sobre la cama, dejando unicamente sus caderas levantadas a la merced de él.
pasaban los minutos de ir y venir, momento en el que mi novia sin dejar de mirar comenzo a masturbarse mientras yo la embestia intensa pero silenciosamente detras de ella, lanzando un pequeño grito cuando alcanzo el climax que no pudo contener, lo que provoco que la pareja que estaba en la cama se detuviera de pronto ante aquel sonido que no provenia de ellos.

rapidamente le tape la boca con una de mis manos sin dejar de moverme ritmicamente detras de ella, ya que era tal la calentura de ambos que, por mi parte, ya habia soltado un par de generosos chorros de liquido dentro de ella y, ella por su parte, estaba mojando su entrada mas intima que palpitaba de tanto calor que tenia en su interior, pidiendo a gritos que le apaguen ese fuego que la quemaba por dentro.

Mi movimiento era lento pero intenso, senti como se mojaba ya que mi miembro comenzo a entrar y salir mas facilmente. Asi que no aguente y me corri en su interior. Sin embargo, lo caliente de la situacion hizo que siguiera bombeando en lo que ya era una mezcla de nuestros jugos.
Unos metros más allá continuaban con los suyo, oportunidad en la que Luis le preguntaba si habia tomado sus pastillas ese dia, respondiendo mi ex novia entre resoplidos que si, sabiendo lo que se venia.

Ante esa respuesta, Luis comenzó a ir más rapido hasta que soltó sus caderas y le agarro los muslos, justo donde comienzan y en un grito ahogado intento meterla hasta donde mas podía, descargandose dentro de ella mientras le temblaban las piernas…

– Me faltaba un poquito pero acabaste antes- Le dijo ella.

– No puedo más.- Respondió él. Aguantame un poco y volvemos a subir un rato más, quiero ir a tomar algo.

En ese momento se separo de ella y al sacar su miembro cayó algo de semen desde la entrada de la vagina de mi ex, el que resbaló por una de sus piernas. rapidamente ella se giró, lo tomo con sus manos y se lo llevó a la boca.

– Me encanta- dijo.

Comenzaron a vestirse y nosotros hicimos lo mismo, retirandonos silenciosamente del lugar y bajando las escaleras como si nada.

Mi novia llevaba una leve sonrisa en sus labios y los ojos como entrecerrados… como tramando algo.

Eso lo comprobé más adelante..


Compartir