Karla y su exnovio


Mi novia Karla, tuvo un novio durante varios años antes que yo, su nombre es Andrés,  le dije que lo agregara a instagram para ver si aparecía con ganas de que vuelvan a hablar o recordar alguna que otra cosa caliente, lo cual confieso me arrecha mucho leer o saber que aún le tiene ganas a mi mujer

Todo resultó como lo planeé, Andrés la buscó y volvieron a hablar, cosa va, cosa viene, hasta el punto de decirle que fuera al apartamento de ella, y efectivamente se pusieron una cita un sábado por la noche.

Se organizó súper mamasita con un vestido cortito, apretadito, sin ropa interior, maquillada divina, se le marcaban las tetas y le resaltaba el culo con ese cabello largo que tiene, y estaba muy muy ansiosa esperando que llegara.

Mientras él iba en camino le iba diciendo cosas arrechas como que moría de ganas por chupársela, que quería volver a sentir como se la clavaba… y el man venía súper arrecho por ella… Ella le mandaba fotos de sus tetas y de su vagina mostrándole lo que se iba a comer y diciéndole que estaba ansiosa por él.

Karla tenía una combinación entre arrechera y susto… El man llegó, parqueó, ella le indicaba por celular donde dejar el carro y que subiera rápido…

Subió, y sin cruzar palabra ella lo besó, él estaba desesperado y con ganas de arrancarle la ropa, ella le subió la mano entre el vestido para que sintiera lo mojada que estaba, él le metió los dedos desesperado con ganas de follársela ya!

Andrés trato de cargarla pero ella le dijo que no, Karla se sentó en la cama, le desabrochó el pantalón y le saco la verga para chupársela… Andrés temblaba de la excitación mientras se la chupaba..

Ella lo miraba para ver su cara de arrecho, y cómo disfrutaba de su chupada. Lamia su glande, rebordeaba con sus labios y lengua y se lo metía lo que más podía a su boca, lo escupía y lo sobaba con sus manos mirándolo con cara de puta disfrutando cada instante de esa esperada chupada, ya que hace mucho ella no disfrutaba de esa verga y él de esas deliciosas chupadas.

Lo que Andrés no sabía, es que justo en ese momento yo iba saliendo del baño y me sentaba en una de las sillas del comedor, no se había dado cuenta y cuando se percató se asustó mucho y se quería subirse los pantalones e irse… yo le hablé y le dije: tranquilo, no se asuste, yo le di permiso, ella es mi mujer y mi putica, y solo por hoy tiene permiso…

Y mientras yo le hablaba Karla le insistía en seguir chupando… perdió un poco la erección por el susto, pero en medio de todo accedió a que le siguiera chupando intimidado… y yo le dije: tranquilo, solo miraré, hagan de cuenta que no existo y disfruten. Eso si, terminan y se va. Queremos privacidad…

Mientras él se iba recuperando con las chupadas de Karla, yo saqué mi verga para que el viera que era de verdad y sin darse cuenta él había puesto a grabar.

Empecé a tocarme mientras Karla lo seguía chupando y logró que se le parara otra vez… él tímidamente empezó a cogerle la cabeza a Karla para que chupara más intensamente y poco a poco fue perdiendo los nervios, hasta que ya actuó como si yo no estuviera, mientras yo solo miraba.

Quitó a Karla de chupar su verga, la tiró sobre la cama y empezó a chuparle las tetas, que Karla por cierto tiene unas tetas grandes, hermosas y deliciosas, y disfrutaba como Andrés en medio del desespero y la arrechera empezó a lamerlas y morderlas fuertemente.

Mientras ella gemía de placer y me miraba buscando mi aprobación y yo solo seguía tocándome la verga disfrutando como le devoraban las tetas a mi mujer

Luego le bajó a su vagina y empezó literalmente a comérsela, y estaba tan pero tan arrecha que se corrió casi que de inmediato y me miraba mientras se corría en la boca de él, con una cara de puta que no podía con ella…

Cuando vio que Karla se corrió tan rápido se arrechó más, la volteo, la puso en cuatro sobre su cama dándome el ángulo perfecto para que viera como se la metía, ella me miraba y sentía como Andrés iba metiendo su verga dentro de ella y empezó a clavarla desesperadamente…

Ella solo gemía y me miraba, con esa mirada cómplice de saber que lo estaba disfrutando… él estaba a punto de correrse, paró un momento… y entonces ella se sentó nuevamente y se la volvió a chupar untada de sus jugos.

Él le hizo señas que se parara, la besó, y la cargó como le gustaba cargarla, cogiendo sus piernas sobre sus brazos para que quede expuesto su culo y su vagina, y se la clavó y ella no podía de la excitación… más cara de puta ponía y se veía como gozaba al él clavarla.

La puso contra la pared ya estaba un poco cansado de subir y bajar con tantas ganas… y al recostarla la clavo con más fuerza… mientras yo seguía mirando el cuadro de mi puta clavada por el ex.

Solo hablé por un momento y le dije, bájala y véngasele en las tetas. El man dudando un poco bajó, ella se arrodilló y empezó a mamársela de nuevo hasta que hizo gesto de querer correrse y lo hizo venir justo en la cara y las tetas.

Karla me miraba como quien quiere saber y ahora que hago? le dije a Andrés, ya puedes irte. Él confundido, sin cruzar palabras, se vistió y se fue.

Justo al cerrar la puerta, cogí a Karla del cabello, la puse a chupar mi verga mojada de la arrechera y le llene la boca de mi semen encima del semen de Andrés… pero la arrechera era tanta que no fue suficiente… con las tetas untadas del semen de su ex, la boca llena de mi semen.

La volteé pegándole una cachetada por puta… y le dije: “eres mi esclava y te castigaré por perra…”

La puse en cuatro, le clavé la cara sobre la cama y le metí hasta el fondo toda mi verga en ese coño abierto que tenía por haberse comido la verga de su ex y se la  metí toda con rabia y arrechera… le saqué sangre de los apretones que le di y le daba con ira y con mucha excitación hasta que sentí como me iba a correr en su culo… le dije mira tu leche por perra!

Y le llené todo el culo y su vagina. Quedamos los dos rendidos acostados en la cama y pensando que habíamos hecho una gran locura!!


Compartir