sexi enfermera

La doctora – fantasías


Esto ocurrió unos años atrás cuando andaba con problemas de dolores en la zona inguinal, o sea creo que tenía una hernia, y así fue, la detecto mi médico y de ahí a buscar cirujano la operación era sencilla y bla bla…

Aguante todo lo que pude hasta que un nuevo esfuerzo me genero un dolor que quede doblado, de ahí fui al hospital y mi médico me dejo en una cama y a la espera de que alguien venga y me revise…

A la hora vino una doctora, alta y flaca, muy bonita de cara, pelo largo recogido con una cola de caballo, con actitud muy sociable y afectiva, me dice que es la cirujana y que ella me va a supervisar la cirugía, mientras mira los informes, me dice que me destape que me va revisar; se pone guantes, yo estaba en calzoncillos y bata como única prenda, le destapo… me dice permiso…

Comienza a bajar el calzoncillo un poco para revisarme, la verdad que al apoyar sus dedos en la zona me dio como un pequeño respingo en mi pene, el cual es grande y se puso en seguida en movimiento siempre debajo del bóxer, y yo miraba a la Dra, su cuerpo era esbelto sus tetas eran importantes, sus piernas largas su chaqueta dejaba colgando un par de tetas hermosas, a las que no le saque la vista jamás.

Ella revisaba con profesionalidad la zona y me decía que en un rato vendrían a prepararme, y ahí me dio la punta para entrar a otro nivel de conversación.

-Uuy me van a pelar todo…?

-Sí, me contesta y se desliza una sonrisa…

-te van a dejar como un bebito grandecito me dice… se sonríe

Y mientras se sentaba en la cama a mi lado… le digo

-y me van a tratar como un bebito… y me rio

Y ella devuelve la gentileza

– eso veremos cómo te portas Roberto, ahora te mando a la enfermera que te prepare y nos vemos en un rato… ojo con la enfermera… ehhh?

-Vos me vas a operar?… le digo… a ver tus manos? y me las muestra… no tiemblas? le digo…

-Noooo Roberto… y se ríe, se levanta y veo como su bata marca un tanga perfecto, me sonrie y se despide, al irse, miro su perfecto culo bien durito… se da vuelta y me pesca mirándola… y me dice pórtate bien Roberto… y se ríe… estoy en tus manos le contesto.

Ella se va… en el pasillo escucho su voz con la enfermera que le dice que me tiene que preparar y empieza a bajar la voz y se escuchan susurros… hablaban de mi… la enfermera dijo en serio… nooo¡!! Y ahí pense que la Dra. le había mencionado algo de mi.

Al ratito llega la enfermera, una mujer no muy alta pero de unos 28 años con un físico normal, buena cintura y de cara muy bonita, lindos ojos.

Me dice que se llama Angie y que ella me va preparar para la cirugía, cerró la puerta de la habitación con pestillo y levanto mi cama.

Se fue al baño a buscar agua y preparar todo lo necesario para una rasurada púbica.

Me pide que me saque el bóxer… Me quedo desnudo en la camilla, pone una toalla debajo y me dice: señor que tamaño el suyo!

Me mira a los ojos y sonríe, le digo haz lo que quieras mientras no duela… se rie y se coloca sentada a mi lado,  y allí comienza la labor de cortarme con tijera el vello, me cogia el pene y la movía de un lado hacia el otr, obviamente mi pija comenzó a ponerse tiesa y ella así lo buscaba… Me mira y me dice; si fueras mi marido no te dejo salir de mi casa, y le digo que harías para retenerme en casa Angie?

Le acaricio la cintura, ya estaba con jabón y la afeitadora… y mi pene como un obelisco que ella sujetaba y movía… toma una toalla y me seca el jabón, deja a un costado todo y me comienza a hacerme una mamada bien lento y salivada… Me dice esto te lo hago antes de salir cada mañana así no le das a otras con ese aparato… y se la metió de nuevo en la boca, se estiro para atrás y metí mis manos por la bata hasta llegar con mis dedos, primero a su culo y luego a su vagina, bien jugosa metí un dedo en su raja y con el otro estimulaba su clítoris.

Ella comenzó a darle velocidady más rigor y me hace acabar y yo la hago acabar a ella… ayy mi dios me dice que lindo lo que me hiciste, se recostó sobre mí y ahora la abrace y metí mi mano por delante y me quede acariciando su conchita ya mojada y caliente ella no soltó mi pene que se había ablandado lo limpio y continuo con el rasurado cuando termino me dice le voy a pedir a la doctora que te dé, el alta recién para mañana, así mañana a la mañana vengo y te curo yo bombonazo… puff… se fue sin antes darnos uno besos y ella que no soltaba mi pija y la pajeaba nuevamente…me quedaría belleza, pero tengo que irme a trabajar y comienza a acomodarse el ambo y me tapo con la sabana y le pregunto qué tal era la doctora? Yo para saber sobre mi operación… ella me contesta… con un gesto de desdén esa le gusta más la p… que a todas y se hace la reina del piso y siempre me pregunta todo sobre los pacientes varones, ahora cuando le diga el tamaño que tienes, vas a ver que va a venir a mirarte… va inventar cualquier cosa para verte desnudo jajaja.

Paso la mañana y yo me pegue un baño como me habían indicado Angie, me seque y me quede desnudo con el camisolín del hospital viendo tele acostado, me dormite y me desperté cuando una caricia en el brazo me dice Roberto abro los ojos y veo a Dra. con otra indumentaria hola le digo.

Ella cierra con pasador la puerta y me dice quiero revisarle y levanta la sabanas y corre el camisolín hacia el costado ella se sienta frente a mi… yo acostado miro hacia el techo y ella viendo mi pija peladita… ella dice poniéndose un guante te voy a revisar donde presiono si te duele o molesta me decís?… yo le digo me tenes regalado y como dios me trajo al mundo… soy todo tuyo!!!… ella me mira me dice ayy Roberto me pones nerviosa y me mira a los ojos y luego baja la vista y continua… obviamente mi pija empezó a hacer de las suyas, ella miraba fijamente mientras tocaba alrededor de mi pija que cada minuto se ponía más rígida y más grande… ya no daba más la situación y me dice Roberto qué te pasa?… y yo le digo… no se hace algo Dra. por favor, es una emergencia… sonrió… nos miramos… se sonríe me toma de la poronga y me dice después que te opere te quedas hasta mañana y yo esta noche te vengo a ver… sonríe… le digo: y si me muero? hagamos algo ahora ¿? Se ríe nerviosa y me pajea lentamente y me dice no te vas a morir Roberto, yo después paso tomo la pija con las dos manos y sonrió pasando la lengua por su labio superior se fue sin mas, solo vi como sus pezones estaban en punta.

Así hora más tarde, fui a la operación, la enfermera Angie me acompaño junto a un camillero en silla de ruedas, subimos por ascensor y yo le acariciaba las gambas a Angie, ella apoyaba su mano en mi hombro y se sonreía, me dijo: paso la doctora? Cuando te dan el alta? Mañana le digo? Se le escapo un ja!! Me lleva hasta cirugía, entramos, bueno, me dice Angie te dejo… me da los estudios y los apoya en mi falda y con una mano por debajo de los papeles me acaricia entre las piernas… me dice vuelvo mañana tempranito espero que estés ehhh?

Me dieron anestesia local y quede ahí mirando el techo, vino la Dra. y me dice hola con una sonrisa uyyy, le digo, tengo un cagazo ¡!!… y ella me acaricia la cabeza ehh esto es rapidito ¡!!

Le digo yo tengo cagazo por lo que viene después de la operación… el post operatorio?? Y ella me mira picara ya que había un tercero en la sala… no, no vas a tener problemas!! y finalmente me operaron… fue o me pareció súper rápido y hasta pude darme el gusto verle las nalgas y su tanga negra adentro de esa cola con el ambo tan finito y traslucido mientras hacia su trabajo… que me ratoneo un poco.

Vuelvo a la pieza tranquilito era tarde noche comí algo dormite no se cuánto tiempo, a eso de las 11 hs me despierta la doctora parada a mi lado con su ropa de consultorio falda negra y guardapolvo abierto y camisita blanca.

Como estas? me dice… me toma la mano y yo le apretó y la traigo hacia mi hasta que se sienta de lado en la cama y de frente a mi… te ves bien, se ríe ahí nomás se levanta se va para la puerta pone cerradura y vuelve se saca el guardapolvo y me empieza a revisar la zona y sus manos sin guante las deslizaba sobre mi abdomen y bajaba bajo las sabana un poco más y mi pija ya se ponía tensa, mi vista era ella mirándome de frente, que con sus manos suavemente me tocaba y me decía sabes que mientras te operaba se te paro la pija bajo la manta se movía jiiji… y de frente veía sus piernas y al final de su pollera una tanga color blanco satín se había cambiado la ropa interior. Olía a recién bañada, eso me mato y sus tetas se asomaban de la camisa.

Tome su rodilla y mande mi mano entre sus piernas y ella las abrió y así acariciaba sus nalgas internas, ya que a su chuchi no llegaba… que me podes hacer así convaleciente? le digo… ella suavemente, toma mi poronga y comienza a chuparla lentamente en cámara lenta, se acercó, hasta que mi mano llegaran a su cintura, desprendo su pollera y ella se la saca en un movimiento y ahí la tuve como quería, jugué con su chuchi y su tanga puesta, era tan suave parecía de seda y sus vello púbico de terciopelo… abrí con mis dedos, sus labios y jugué con su garbancito que se empezaba a mojar, ahí metí dos dedos en su tajo y con el pulgar estimulaba su clítoris, una conchita estrechita y muy jugosa… ella me hacia el pete lento era gargantas profundas y lengua en mi cabeza y saliva a morir así estuvimos hasta que acabe en su boca y ella apretó sus rodillas en mis brazo y me dejo la mano inundada de sus juguitos… volvió del baño y se acostó a mi lado como viejos amigos el que aproveche para besarla y ver y tocar sus pechos, nos besamos y me dijo que por hoy baaaaaasta .que nos veríamos en 2 días en su consultorio… sus tetas era hechas y tenías unos pezones impresionantes y muy sensibles, ella se ponía más tensa empezó a gemir, sus cachetes se ruborizaron y me miro a los ojos y me dice por favor… no podemos coger… te voy a hacer maaaal.

Esperamos 48 horas y vemos si… y le comí la boca y apreté sus tetas con una mano y la otra abajo en su entrepierna… estaba regalada y mi pija dura y enorme que ella sujetaba con una mano y movía delicadamente… en un momento se soltó de mí y se paró… se empezó a vestir y como contrariada me decía me tengo que ir… porque voy a enloquecer… se vistió me beso y me dijo venite a mi consultorio el viernes a las 20 hs .metió su lengua hasta mis amígdalas se rio… y se fue. Jamás olvidare mi cirugía fue gloriosa.

Lo mejor que me fui al otro día de mañana y Angie me despidió con un pete más y me dijo por acá paso la Dra no? le dije si y ella se rio y dijo que trola que es…

Luego fui a los de la doctora pero esa es otra historia… desde ya, que cuando me pasa algo voy siempre a ese hospital… jaaa.






Compartir