La infiel de Pilar * Relato infidelidades


Mi amiga Pili llevaba 4 meses saliendo con una nueva pareja y se había tomado muy en serio el ser fiel. Durante los 4 meses no había cometido ni una sola infidelidad por mas que se lo habíamos propuesto. Estábamos de fiesta y su novio había venido. En cuanto Pili se quito el abrigo y la vi cómo iba de sexy decidí que debía intentarlo nuevamente.

Pili iba con un vaquero ajustadísimo redondeando su culazo y una camiseta negra de algodón, de cuello alto y con mangas largas, pero con agujeros en los hombros dejándolos al descubierto, ajustadísima que marcaba sus redondas tetazas. Tenía un escote con un agujero circular de buen tamaño por donde se la veía su espectacular canalillo.

Mi novia y yo nos acercábamos y la lanzábamos indirectas que ella respondía sonriendo pero con sucesivas negativas. Mi chica y yo nos fuimos al baño y Rakety me empezó a hacer una mamada. Cuando tuve la polla dura me saque una foto de la polla con la lengua de mi chica lamiéndola y se la mande a Pili. Volvimos con el resto y yo iba con mi polla bien erecta aposta, pues en cuanto pude cogí a Pili para bailar y le restregué mi duro paquete por su culazo. La pregunte si la gusto la foto y me dijo que la había encantado, pero que deseaba seguir siendo fiel.

Cuando pensaba que con Pili esa noche no tendría nada que hacer todo pego un cambio radical. Todo paso cuando mi novia se puso a bailar con el novio de Pili. Bailaron un merengue bien juntos. Pili se me acerco y me confeso que verlos así la puso muy caliente pensando en cómo él se podía follar a mi chica mientras ella disfrutaba conmigo. Entonces la dije que la parte que me correspondía era fácil de hacerla realidad. La cogí de la mano, tire de ella para que se viniera conmigo y esta vez Pili no puso ninguna oposición.

Nos metimos en uno de los baños, empezamos a besarnos y acaricie su culazo. Pili paro y dijo que no estaba segura. Cogí su mano, la puse en mi paquete e inmediatamente Pili se calló y volvimos a besarnos. Agarre sus tetazas y se las acaricie. Las apreté haciendo más espectacular aun el tremendo escote que llevaba. Agache la cabeza y comencé a besarlo y lamerlo, mientras Pili continuaba acariciando mi paquete.

Baje una de mis manos, desabroche su pantalón y metí mi mano por él. Acaricie su coño tapado por el tanga, antes de meter mi mano dentro y acariciar su clítoris. Pili me dijo que fuera rápido, que no quería problemas, por lo que inmediatamente metí mi dedo corazón dentro de su coño masturbándola. Pili desabrocho mi pantalón, lo dejo caer y saco mi polla del slip para comenzar a masturbarme. Nuestros besos pasaron a ser mucho más apasionados.

Pili me masturbaba velozmente por lo que me la puso dura bien rápido. La baje el pantalón y el tanga dejándola con las medias transparentes que llevaba, que la llegaban a los muslos. La gire dejándola mirando la puerta del baño. Me coloque un condón y metí mi polla en su húmedo coño desde atrás. Mientras follábamos, esta giro la cabeza para besarnos y agarre sus tetazas disfrutando de ellas. Cambie de agujero follándola el culo. Durante el anal Pili se masturbo. Volví a meterla por su coño follando hasta que Pili se corrió.

Entonces Pili se subió el tanga y el pantalón, antes de agacharse y agarrar mi polla. Me quito el condón y comenzó a hacerme una mamada genial con su deliciosa boca de ricos labios. Pili empezó despacio pero pronto subió su velocidad. Cuando me corrí, esta se tragó todo mi semen y me dejo la polla bien limpia. Antes de salir del baño nos volvimos a besar y acaricie nuevamente sus pechos.

 

Al volver con todos, el novio de Pili bailaba con otra amiga nuestra. Mi novia no estaba. Al mirar el móvil tenía un mensaje suyo. Se había ido con un amigo nuestro a su casa a divertirse. Cuando la discoteca cerró y nos íbamos a casa, Pili me pregunto si los podía acercar a sus casas pues yo tenía coche. Cuando acepte, el novio de Pili me lo agradeció mucho. Lo que el no sabia es que Pili me había guiñado el ojo y soltado una sonrisa picara sin que el lo viera. Con eso ya sabia yo que Pili buscaba algo mas que dejarla en su casa.

Al montaros en el coche la mande un mensaje a Pili diciéndola que la dejaba a ella primero pero que esperara que en 5 minutos dejaba a su chico y estaba de vuelta. Y así fue, tras dejar a Arturo, el novio de PiIi, volví hacia la casa de los padres de Pili, donde esta me estaba esperando en el portal. Cuando me vio llegar salió y se montó en el coche. Nos dimos un buen beso y nos fuimos para mi casa.

Nada mas aparcar en el garaje nos dimos otro largo beso. Al entrar en el ascensor continuamos besándonos, pero ahora la desabroche la cazadora para poder agarrar bien sus tetazas y disfrutar de ese magnífico escote.

Al entrar en casa nos quitamos los abrigos y nos dirigimos hacia la habitación mientras nos besábamos y acariciábamos. Tire a Pili en la cama y me tumbe encima de ella. Nos besábamos cada vez más ardientemente con mis manos acariciando sus piernas y sus tetazas. Baje la cabeza metiéndola en su escotazo, besando su delicioso canalillo nuevamente. Cogí la camiseta por el escote y lo estire hacia abajo pudiendo ver el precioso sujetador negro de aro con encaje floral que la juntaba maravillosamente sus tetazas. Mordisquee esas tetazas con el sujetador puesto notando lo duro que tenía los pezones.

Me arrodille en el suelo al borde de la cama, agarre a Pili de las piernas y la acerque a mí, tumbada. La quite el pantalón dejándola con un tanguita negro y unas medias negras hasta los muslos. Empecé a besar y acariciar sus piernas hasta llegar a la zona de su coño. Mordisquee su coño tapado por el tanga mientras seguía acariciando sus piernas. La quite el tanga, coloque sus piernas encima de mis hombros y comencé a comerme su delicioso coño. Pili apretaba con sus muslos mi cabeza y mis manos los acariciaba al igual que sus tetazas. No pare de comerla en coño, moviendo mi lengua bien dentro de su coño y a distintas velocidades, hasta que se corrió en mi boca.

Me levante, me desnude, me puse un condón y volví a tumbarme encima de Pili. Volvimos a besarnos y acaricie sus tetazas antes de meter mi polla despacito dentro de su mojadísimo coño. Mi polla entraba y salía del coño de Pili despacito pero sin parar. Mis manos agarraban sus tetazas y ella acariciaba mi culo. Mi cabeza, de vez en cuando, se introducía en su escote para besar su canalillo.

Me senté en el borde de la cama y Pili lo hizo encima de mí mirándome. Metió mi polla en su coño, me rodeo con las piernas y comenzamos a follar. Pili se movía de genialmente encima de mí, mientras nos acariciábamos todo el cuerpo y nos besábamos. La quite la camiseta y comencé a besar y lamer ese tremendo canalillo.

Pili se inclinó hacia atrás para sentir más dentro aun mi polla, momento en el que yo acaricie uno de sus muslos y, con mi otra mano, acariciaba sus tetazas. Con esa mano saque uno de sus grandes pechos del sujetador. Mientras agarraba el pecho de Pili con mi mano por abajo haciendo la forma de su tetaza, con mi dedo pulgar acaricie su puntiagudo pezón.

Volvió a echarse hacia delante y volvimos a besarnos, mientras seguía acariciando su pezón. Agache mi cabeza para mordisquearlo un poco, antes de empezar a comerme esa tetaza tan deliciosa. Entonces saque su otra tetaza del sujetador para acariciarla a la vez, mientras con la otra mano acariciaba su pierna. Pili estaba cachondísima y se movía maravillosamente con mi polla bien dentro.

Pili se colocó a gatas a mi lado y comenzó a hacerme una mamada deliciosa con el condón puesto. Yo estire mi mano para acariciarla el culazo un poco, antes de meter mi dedo corazón por su coño para masturbarla.

Pili me empujo tumbándome en la cama. Se sentó de rodillas encima de mí, metiéndose mi polla de nuevo por su coño. Comenzó a moverse en círculos, sintiendo mi polla bien dentro de su jugoso coño. Yo estire las manos para agarrar sus tetazas firmemente.

Pili cambio de agujero y se metió mi polla por el culo. Comenzó a moverse y dar pequeños saltitos subiendo cada vez más la velocidad y no se detuvo hasta que me corrí dentro de su culazo. Entonces se inclinó sobre mí y nos besamos, con mi polla aun dentro de su culo, y mis manos disfrutando de sus tetazas.

Pili se giró y se colocó encima de mí en posición para hacer un rico 69. Me quito el condón y comenzó a limpiar el semen de mi polla con su lengua, antes de iniciar una nueva mamada con esa preciosa boca de gorditos labios. Yo agarre fuerte su culo y metí bien dentro de su empapado coño mi lengua disfrutando de sus jugos- Mi lengua se movía en todas direcciones variando la velocidad. No me detuve hasta que Pili se corrió.

Entonces Pili me pidió que me levantara. Me coloque de pie enfrente de la cama, donde ella se sentó en el borde. Volvió a mamarme la polla y cuando la tuve bien dura, se quitó el sujetador, metió mi polla entre sus tetazas y las apretó comenzando una cubana espectacular.

Levante a Pili a la lleve contra la pared. La apoye contra ella y, mientras nos besábamos, con una mano acariciaba sus tetazas y con la otra la masturbaba. Me puse un condón, la eleve una de sus piernas para meter bien mi polla en su coño y comenzar a follar nuevamente.

La gire y esta apoyo sus manos contra la pared ofreciéndome su delicioso culazo. Metí mi polla por su coño desde atrás, agarrándola de la cintura para metérsela más duro. Pili giro la cabeza para besarnos acaloradamente. Cambie de agujero, metiéndola por su culazo. Mientras la enculaba, agarre sus tetazas y nos seguimos besando.

Fui variando de agujero cada poco tiempo hasta que Pili volvió a correrse. Entonces se arrodillo y volvió a meter mi polla entre sus tetazas, tras quitarme el condón, volviendo a masturbarme.

Agacho su cabeza lamiendo y besando mi glande. Cuando la avise que iba a correrme subió la velocidad de la masturbación, hasta que se la metió en la boca, donde acabe corriéndome nuevamente.

 

Tras dejarme la polla bien limpita, nos tumbamos en la cama, donde nos besamos y acariciamos mientras charlábamos de cómo me había gustado que volviera a ser la Pili de siempre, que tanto me gustaba


Compartir