Las aventuras de Tere


Bueno, pues después de un tiempo voy a contar una nueva aventura con Tere, la verdad que pasaron un par de años de muchos polvos… la dominación que iniciamos inicialmente fue aumentando pero de niveles, hubo lluvia dorada… y con el tiempo empecé a meter en Tere la idea de compartirla con otra mujer, ella aceptó pero con la idea de querer dominar ella, de que la otra mujer fuera su puta.

Os hago un resumen, en los momentos en los que ocurrieron estos sucesos Tere había vuelto a coger peso, muslos grandes, un culazo de los que cuando te cabalga o la pones en 4 se mueve mientras se la metes y da gusto agarrarla o dar unos azotes y ver como se mueve, ummm me encanta! Unas tetazas grandes, de mujer de casi de 50 años con unos pezones grandes, no exagero si digo que usa en torno a la talla 110 y unos pezones como una galletas.

Por contra yo, un poco más musculado de lo habitual con una polla normalita en torno a 17cm en su máximo esplendor.

Lo que habíamos hablado es que vendría una amiga con nosotros 2, yo había seleccionado a una amiga con la que ya había tenido algún encuentro y me dijo que estaría interesada en ser follada por los dos durante toda una noche, mi amiga se llamaba Patricia.

Tere llegó a mi casa con una falda de tubo ajustada, medias con liguero sin ropa interior, unos zapatos de tacón y una camisa blanca que dejaba intuir un sujetador de encaje por debajo, lo que no podía era disimular lo duros que traía los pezones.

Patricia llegó 10 minutos después con unos leggins ajustados también sin ropa interior, unos zapatos de tacón y un top sin sujetador, venía cachonda, sus pezones la delataban.

Por último estaba yo en casa, con un vaquero y sin camiseta, por lo general en casa siempre suelo estar desnudo, pero como tenía que levantarme varias veces a abrir la puerta… decidí ponerme al menos el vaquero.

Una vez que estábamos los tres juntos, tomamos una copa y empezamos a hablar, la cosa se fue calentando y yo estaba entre medias de las dos, por un lado tocaba las piernas de Tere por encima de sus medias, mientras subía hasta que empecé a notar su piel y muy cerca del final de sus medias ya el principio de su coño que se notaba mojado. Al otro lado… acariciaba el cuello de Patricia que se había recostado en mi hombro, tere se iba poniendo cada vez más cachonda y de repente dijo que iba al baño, momento que aproveché para empezar a besar a Patricia, ella rápido se puso encima de mi, nos besamos con pasión mientras que yo le quitaba la camiseta y tocaba sus tetas, que seguían con sus pezones duros.

Entre beso y beso le pregunté si estaba nerviosa, que en vez de ser mi puta iba a ser la puta de los dos, me dijo que estaba cachondísima solo de pensarlo, me cogió la mano y la llevo a su coño y estaban los leggins mojadísimos, ella solo al sentir mi mano sobre su coño vibró del placer, agarré su culo y apretándola fuerte contra mi haciéndola sentir mi erección volví a besar su boca, bajando a su cuello y pasando a sus tetas, descendí por su tripa, volví a la otra teta… poco a poco iba bajando más y sus leggins fueron desapareciendo mientras yo besaba su culo, sus piernas, volvía a subir… y ella abría las piernas de pie frente a mi, la decisión que tomé fue que se diera la vuelta y yo sentado aún en el sofá hice que se flexionara para dejarme su culo y su coño a mi disposición, cuando ella pensaba que iba a empezar a chupar… lo que hice fue soplar en su coño y dar un lametón rápido a ambos agujeros, acompañado de un sonoro azote en su culito.

Patricia era una compañera de gimnasio, de 25 años aproximadamente, muy bajita, en torno al metro sesenta, unos 55kg con unas tetas muy bien puestas y un culazo increíble, fruto de muchas sentadillas, es más fue en la máquina de sentadillas donde nos conocimos. Tras mucho tiempo hablando… al final empezamos a intimar y una cosa llevó a la otra y a día de hoy disfrutamos de sexo sin compromiso según ella necesita mucha confianza para sacar su vena sumisa y conmigo no le costaba nada.

Justo cuando sonó el azote apareció Tere en el salón, y según nos vió empezó a desabotonarse la camisa poco a poco mientras dijo, ya has empezado con esta puta sin mi? Y se puso delante de ella y empezaron a besarse, mientras Patricia iba desnudando a Tere poco a poco, yo me quedé como un mero espectador, viendo como cada vez se quedaba sin ropa y se iban besando de manera más apasionada, me puse al lado de ambas e iba alternando caricias entre el culo de una y las tetas de la otra, no me dejaban hacer nada más y yo de momento tampoco quería, ya que me estaba poniendo muy cachondo solo de verlas así.

Cuando ellas decidieron con una mirada sólo como si lo tuvieran hablado vinieron a mi y nos besamos entre los tres, me tocaban, por todo el cuerpo, mi vaquero desapareció y mi polla dura quedó a la vista de ellas, como dos autómatas bajaron a mi polla y la chupaban alternándose entre ellas, una los huevos, otra la polla, o las dos la polla terminando en un beso, estuvieron un ratito así hasta que Tere decidió retirarse y volvió con el arnés puesto, y dijo puta, aprovecha para chupar esta polla también. Tere se puso a mi altura literal, ya que con los tacones estábamos iguales mientras que Patricia alternaba las chupadas entre ambos miembros, yo aprovechaba para besar a Tere y chupar esas tetazas, jugaba con su culo gordo, metía un dedito en ese culazo… mientras que Patricia estaba poniendo el suelo muy mojado con sus jugos, estaba muy excitada al ser la puta de ambos.

Tere se cansó de esa situación y tumbó a Patricia en el suelo y se sentó en su cara dando la orden de que le comiera el coño y el culo, yo aprovechando que Patri se había quedado boca arriba me puse entre sus piernas y empecé una comida de coño en la cual tuvo al menos dos orgasmos, tanto sus voces como su cuerpo se encargaron de hacérnoslo saber estaba muy cachonda y sus orgasmos los debieron de escuchar todos los vecinos.

Tras su segundo orgasmo me pidió que la follara, literalmente dijo Ramón por favor fóllate a ésta puta, no se lo pude negar, me puse entre ella y se la fui clavando poco a poco hasta el final, ella dio un suspiro y yo empecé una follada lenta de vez en cuando cambiaba el ritmo así hasta que Tere me quitó y me dijo no la trates tan bien, ésta puta necesita una buena polla la puso en 4 y se la metió de un solo golpe, Patri chilló ya que el arnés era mas grueso que mi polla, yo aproveché para ponerme delante de Patri y que me comiera la polla, iba a necesitar lubricante, ya que íbamos a follarnosla a la vez… cuando Tere se cansó me dijo que ocupara su posición, ella se tumbó boca abajo y Patri se sentó encima metiéndosela por el coño ya acostumbrado, pero la tuve que frenar con dos azotes, puse mi polla en la entrada de su culo que ya me conocía bien… y poco a poco fui metiéndosela, una vez dentro la bruta de Tere se la metió de un golpe, pero no sintió nada más que placer, en nada ya estábamos acompasando movimientos y ella corriéndose de nuevo sin parar hasta que por favor nos pidió que parásemos, Tere tenía una sorpresita y cogió un collar de perro, una correa y se lo puso y la llevó a la ducha, dijo de túmbate puta y Patri no tuvo más que obedecer, una vez que estaba tumbada orinó en todo su cuerpo todo el liquido que había ido bebiendo durante toda la noche y se quitó el arnés, pude ver como sus flujos resbalaban por sus piernas y me dijo Ramón ven y fóllate a tu otra puta por favor.

Salimos del baño y escuchamos el ruido de la ducha, mientras Tere me cabalgaba vi como una sombra entraba en la habitación era Patri con el arnés puesto que sin nadie esperarlo se la clavó a Tere por el culo, lo cual llevó a Tere a un orgasmo encadenado con otro, hasta que se paró y se dejó caer encima de mi derrotada, yo aún no me había corrido, la verdad que era raro, supongo que por la excitación del momento… pero tenía muchas ganas y así se lo hice saber.

Me dijeron que como quería que fuera y me había gustado tanto la mamada a dos bocas que se lo pedí y ambas decidieron complacerme hasta que me corrí en sus tetas, ellas rápido fueron a chuparse la una a la otra y cuando todo parecía que había terminado Patri sacó su lado dominante, agarró a Tere del pelo y dijo venga zorra a la ducha, la puso de rodillas y me dijo por favor Ramón ayúdame a mear a ésta puta. Y entre los dos orinamos su cuerpo, como colofón.

Nos duchamos los tres juntos, enjabonándonos los unos a los otros y rendidos nos fuimos a la cama


Compartir